¿Cómo organizar y manejar el tiempo de su hijo?

1. Enseñe a su hijo a generalizar

¿ Qué puede hacer ?

Hable con su hija sobre las estrategias que le han facilitado una transición en particular. Anímela a que aplique esas mismas estrategias en otras situaciones para que le ayuden a comenzar y administrar mejor el tiempo.

¿ Qué puede decir ?

“Sofía, ¿recuerdas cómo esta mañana terminaste de desayunar y rápidamente recogiste tu plato y cubiertos? Por eso te quedo tiempo para jugar con el perro antes que tuviéramos que salir para el juego de fútbol”.

“Sería muy bueno si pudieras hacer lo mismo esta noche. Terminar de cenar y rápidamente limpiar tu lugar en la mesa. Si lo haces a tiempo, podrás para jugar con mi celular por unos minutos antes de que tengamos que prepararnos para ir a la cama”.

¿ Por qué esto puede ayudar ?

Algunos niños con dificultades de aprendizaje y de atención tienen dificultad para generalizar la información. Usted puede ayudar a que su hija se de cuenta cómo la misma estrategia puede funcionar en diferentes situaciones si le señala las similitudes.

2. Avísele con tiempo

¿ Qué puede hacer ?

Avísele a su hijo al menos cinco minutos antes de que tenga que concluir una actividad. También dígale cuál es la siguiente actividad. Haga que su hijo repita el nombre de la próxima actividad.

Las primeras veces que usted le avisa con cinco minutos de anticipación, pregúntele cómo planea terminar la actividad para poder continuar con la siguiente.

Trate de utilizar las mismas palabras y usar la misma cantidad de tiempo para avisarle por adelantado que debe concluir. Además, trate de utilizar el mismo tono de voz positivo pero firme que indica claramente que usted sabe que él es capaz de hacer lo que se espera.

¿ Qué puede decir ?

“Juan, en cinco minutos necesito que vengas a la cocina y pongas la mesa para la cena. ¿Qué es lo que vas a comenzar a hacer en cinco minutos? Muy bien, eso es. Ahora dime cómo vas a terminar tu juego en los próximos cinco minutos”.

3. Divida la tarea en segmentos

¿ Qué puede hacer ?

Divida una tarea complicada en partes más fáciles de manejar. Luego ayude a su hijo a que resuelva cada parte, una a la vez. Los expertos llaman esta técnica “fragmentación”. Hable con su hijo sobre cada fragmento de la tarea de modo vea que no todo lo que compone esa tarea es difícil.

Si fuera posible, explique la tarea utilizando ejemplos concretos que su hijo pueda relacionar con sus experiencias pasadas. Señalar cuáles partes de la tarea logró resolver en el pasado le ayudará a que tenga más confianza en sí mismo y que la meta parezca más posible de alcanzar.

También asegúrese que tome descansos cortos y frecuentes, y déle incentivos por cada segmento que termine.

¿ Qué puede decir ?

“Juan, tienes 15 problemas de matemáticas para hacer esta noche. Vamos a dividirlos en tres grupos de cinco problemas cada uno, y podrás tomarte un descanso corto después de terminar cada grupo. Me parece que te ayudó fragmentar tu tarea la semana pasada. ¿Qué quieres hacer durante tus descansos?, ¿jugar con el perro? o ¿escuchar tus canciones favoritas?”

¿ Por qué esto puede ayudar ?

Fragmentar las tareas las hace parecer más fáciles de manejar. Ayuda a los niños a ver que cada proyecto tiene un comienzo, una mitad y un final. Los niños que no tienen esa guía podrían frustrarse o sentirse ansiosos fácilmente. Podrían tener dificultad para comenzar o quizás renuncien en algún momento del proceso porque la tarea les parece interminable.

La fragmentación es una técnica particularmente útil para los niños que se distraen con facilidad. A los niños con dificultades de atención les cuesta mantenerse enfocados en tareas que requieren un esfuerzo mental prolongado. Podrían sentirse abrumados por la cantidad de información, podrían distraerse por los ruidos, los objetos a su alrededor o incluso por sus propios pensamientos. La técnica de fragmentación puede ayudar a que esos niños reanuden sus tareas.

¿ Por qué esto puede ayudar ?

Muchos niños tienen dificultad para pasar de una actividad a la próxima porque no tienen sentido del tiempo o se distraen con facilidad cuando están trabajando por su cuenta. Al avisarle que una actividad está por terminar y logrando que reconozca qué es lo que viene después lo ayudará a prepararse para la nueva actividad.

Texto de : http://www.understood.org